Calidad, seguridad y eficacia respecto a las personas, los animales y el medioambiente.

Nuestros productos vibran con la energía de la Naturaleza y, gracias a las propiedades derivadas de los principios activos de las plantas que los distinguen, despiertan las funciones de la piel, dejándola perfumada con las esencias y los aromas del Mediterráneo más auténtico.

Las formulaciones son el resultado de la unión entre la preciosa sabiduría del pasado y los logros indiscutibles de la cosmetología moderna.

Al hacer nuestros productos, pensamos en nosotros mismos y en nuestros hijos como sus primeros usuarios. Para ello utilizamos aceites extraídos en frío, extractos de flores y plantas, aceites esenciales perfumados ricos en sustancias activas, evitando en la medida de lo posible la presencia de componentes sintéticos.

El INCI es claro y «limpio». En la etiqueta nunca encontrará: parabenos, parafinas, aceites minerales, OMG, SLS y SLES, DEA y derivados de formaldehído.

La producción y el envasado se llevan a cabo en un laboratorio de tecnología avanzada. La calidad de los productos se garantiza mediante el seguimiento de cada fase del ciclo de producción con análisis fisicoquímicos y microbiológicos.

Cada producto está testado al níquel y dermatológicamente. Tanto las materias primas como los productos acabados están exentos de la experimentación con animales.